Casos Complejos

Una enorme cantidad de certificados emitidos por la Cámara Nacional Electoral hace constar que el inmigrante –generalmente italiano- tomó nacionalidad argentina, se enroló en el año 1927, pero “…se informa que en este Registro no obran constancias de los datos de otorgamiento de la Ciudadanía Argentina, ni fotocopia de la sentencia de naturalización…”.

Esto es un problema. La razón es que Argentina está afirmando que el inmigrante tomó nacionalidad argentina, pero no puede especificar cuándo, que es lo que Italia necesita saber. De esta fecha dependerá –entre otras cosas– que Italia conceda su nacionalidad a un descendiente.

No debe confundirse la fecha de naturalización con la fecha de enrolamiento. Primero se obtenía la ciudadanía argentina (naturalización), y luego se inscribía en los padrones (enrolamiento). Son fechas distintas, y a veces distan mucho entre ellas.

Hace algunos años una directiva del Ministerio del Interior italiano verificó esta situación y a partir de entonces, se exige probar fehacientemente la fecha de adquisición de la ciudadanía argentina.
Hemos realizado una investigación histórica sobre dicha situación y encontramos muchos mitos sobre el enrolamiento de 1927. Cada naturalización argentina fue única.

¡Nos encontramos desarrollando soluciones alternativas al respecto!

Cuando nos contactes para aplicarlas a tu caso, envianos escaneado el certificado de la Cámara Electoral.

Por interpretación errónea de la legislación, o por la no aplicación de la misma, a veces los Consulados rechazan tomar la documentación presentada, configurándose una denegación del derecho de la ciudadanía.

Esto hace que muchísima gente se desanime y abandone la idea de convertirse en ciudadano europeo. Ello también es un error. Existen situaciones que pueden corregirse o replantearse para que finalmente se reconozca la ciudadanía.

Será necesario que nos comentes el motivo del rechazo, y si tuvieras documentación, nos la escanees. De este modo podremos evaluar tu caso y verificar si el rechazo consular tiene fundamento o si por el contrario, tu derecho a la ciudadanía sigue intacto.

Una rectificación es solicitada cuando existen errores en actas o documentos que obligan a pensar que la línea genealógica puede no ser correcta. Entonces, si la rectificación se realiza, se elimina la duda y el procedimiento sigue su curso normal.

No todos los errores deben ser obligatoriamente rectificados. Tampoco existen reglas para ello, sino que depende de la evaluación en conjunto de todos los documentos a presentar.

Algunos errores pueden subsanarse administrativamente, y otros deben hacerse obligatoriamente por la vía judicial, necesitando que un abogado represente el caso.

Contactanos para determinar cuál es la vía adecuada que corresponde a tu rectificación. No olvides detallarnos los errores. Si tuvieras documentación, tené a bien escanearla.

Un apátrida es aquella persona que no posee nacionalidad: es decir, ningún Estado la reconoce como ciudadano de acuerdo a su propia legislación.

Esta compleja situación requiere un análisis pormenorizado de los hechos que llevaron a no poseer nacionalidad, como también de la legislación aplicable al caso, siendo frecuente que se encuentre implicado más de un país.

Si creés que podrías encontrarte en esta situación, contactate con nosotros para evaluarlo.

  • Nuestro Respaldo

    Te acompañamos desde que nos consultás hasta el reconocimiento de tu ciudadanía. Conocé como trabajamos: Análisis genealógico completo, Examen legal exhaustivo y Diseño estratégico eficiente.
  • Comencemos

    Llamanos al (011) 5218-4812, chateá con nuestros asistentes, o completá este formulario con tus datos y te contactamos de inmediato. ¡Este es el momento!
© Copyright 2016. Santillán Rafaniello.
Bouzón | Comunicación y diseño